Perutours

Caral : Civilización mas antigua de América

Caral, la civilización más antigua de América, contemporánea a las culturas Sumeria y Egipcia, cumplió diez años de su descubrimiento con la presentación de cinco pirámides que permanecieron cinco mil años ocultas en el desierto.
Situada en un área desértica al norte de Lima, entre el valle bañado por el río Supe y el litoral del país, fue descubierta hace 10 años por la arqueóloga peruana Ruth Shady, catedrática de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Imágenes del Complejo arqueológico de Caral que se encuentra a 182 km de la ciudad de Lima capital del Perú y tiene una antiguedad de 3000 Años AC.

Las imponente Pirámide Mayor, Pirámide de la Galería, Pirámide de la Huanca, Pirámide Menor y Pirámide de la Cantera, que le otorgan a Caral, un descubrimiento tan importante y tan imponente como la ciudadela inca de Machu Picchu en Cuzco.

Caral ostenta una antigüedad promedio de 3.000 años antes de Cristo, establecida a partir de más de cuarenta estudios de carbono 14 realizados a material encontrado en la zona, que determinaron que se trata de la civilización más antigua del continente, ya que el desarrollo urbano comenzó en Mesoamérica unos 1.000 años después.

Gracias a las pirámides rescatadas por el trabajo arqueológico, Caral, de 66 hectáreas de extensión, cuenta con una complejidad arquitectónica inédita en el continente americano y que demuestra que "es la cultura madre" en la región.

Desde la cima de la Pirámide Mayor, que mide 65 metros de largo por 35 metros de ancho, se tiene una privilegiada vista de Caral y del fértil valle de Supe, cerca de la zona arqueológica.

Según los estudios, la Pirámide Mayor, que muestra en sus paredes diseños de serpientes entrelazadas, conocidos como "shicras", fue la más importante edificación donde se instaló el poder político que estuvo en manos de los sacerdotes.

Hace más de 5.000 años, los caralinos vivían del cultivo del algodón nativo que luego intercambiaban por peces y moluscos, lo que poco a poco les fue generando excedentes y les permitió convertirse en un foco de civilización que tuvo influencia por el norte hasta los actuales territorios de Ecuador.

Tenían como dioses al fuego, a la tierra y a las estrellas porque eran una población agrícola que cultivaba el ají, camote (papa dulce), algodón, zapallo (calabaza) y la fruta pacay.

Además, descubrieron el uso de las hojas del sauce blanco, que eran dobladas para aliviar los dolores de cabeza, sustancia que se emplea hasta ahora como compuesto de la aspirina.

Caral posee, además, uno de los patrimonios musicales más importantes y antiguos del mundo, compuesto por 38 instrumentos de viento hechos con huesos de camélidos y venados con plumas de cóndor, que usaban en la celebración de las ceremonias religiosas.

Shady remarcó a que Caral "está llamado a ser uno de los más importantes instrumentos para mejorar la autoestima de los peruanos y a constituirse en el símbolo más destacado de la identidad nacional, por ser la primera civilización y el modelo político que desarrollan otras sociedades en Perú y América".

"Caral es la cultura madre, el imperio Inca es la última civilización de Perú prehispánico que surgió 4.400 años después de Caral, como un final del largo proceso donde se generó ciencia, organización política, economía, sociedad y religión", acotó.

Para Shady, "es un símbolo de los pueblos originarios de América y demuestra que hubo la misma capacidad que en el viejo continente de crear civilización en fechas tan cercanas con las culturas de Mesopotamia, Egipto, India, China".

Los descubrimiento de Caral serán exhibidos el próximo año en Francia, como parte de una gran muestra auspiciada por el gobierno francés y, además, se espera formar un equipo de astrónomos para determinar si la ciudadela formó parte de un calendario agrícola-astronómico.

La zona aporta de por sí muchas posibilidades, ya que cuenta con una comida privilegia y un majestuoso paisaje que recorre desde el mar hacia el valle y el desierto.

Compartir:

También te puede interesar: